9) Los horarios flexibles potencian la pasión y la productividad

April 6, 2016

Por horarios flexibles entendemos horarios donde no hay una hora fija de entrada y una de salida.  A diferencia de los horarios rígidos que usualmente conllevan a amonestaciones en caso de ser incumplidos, los horarios flexibles son administrados directamente por el empleado.  Se le ofrece al empleado la flexibilidad para que trabaje en horarios que potencien su productividad y que le generen bienestar, e.g. horarios que le permitan evitar horas de alto tráfico, horarios que no generen conflicto con actividades familiares, u horarios que le permitan levantarse un poco más tarde en la mañana si el empleado es más productivo en horas de la tarde/noche.  

 

Cabe aclarar que tener un esquema de horarios flexibles no significa faltar repetidamente al lugar de trabajo o incumplir responsabilidades tales como reuniones de equipo.  Sin embargo, reconocemos que existen algunas excepciones que sí requieren de horarios rígidos para algunos cargos, e.g. roles de monitoreo en operación de producción o atención a clientes.

 

Consideramos que los horarios flexibles potencian la pasión y la productividad porque:

  1. El empleado administra su tiempo, no la empresa: El empleado determina cómo distribuye el tiempo laboral y en qué momento realiza cada actividad para maximizar sus resultados.  Como mencionamos en el punto anterior, dado que el enfoque a resultados es pilar estructural, cada empleado tiene el compromiso de asignar el tiempo que considera necesario para producir los resultados esperados.  Por ejemplo, hay personas que prefieren realizar tareas que requieren alta concentración en horas de la mañana cuando la oficina está vacía, mientras otros utilizan las mañanas para descansar, leer o ejercitarse, y prefieren las tareas de máxima concentración en las horas de tarde/noche.  Los dos enfoques son perfectamente válidos si se generan los resultados acordados.

  2.  “Las interrupciones son el principal enemigo de la productividad” [1] Cuando la empresa no genera presión por una hora de entrada, el empleado no siente presión por una hora de salida.  El horario flexible habilita al empleado para avanzar al ritmo de trabajo preferido cuando está siendo realmente productivo.  Especialmente en tareas de programación, la inspiración no llega en cualquier momento y cuando llega, el empleado puede enfocarse hasta que desee sin tener que limitarse por horarios de salida.  Incluso si decide finalizar una tarea en altas horas de la noche, cuenta con la tranquilidad de saber que al día siguiente puede descansar sin "sentirse culpable".

  3. La empresa promueve el bienestar familiar:  El empleado tiene control sobre su tiempo, incluso para actividades personales y familiares.  Finalmente esta capacidad, si es bien administrada, enriquece la calidad de vida del empleado generando dos efectos: (a) el no pensar en horarios permite que la mente del empleado esté en un estado de tranquilidad apropiado para resolver problemas, y (b) el empleado está más comprometido con su empresa pues siente que ésta realmente se interesa por él y su familia.

-----

Esta sección hace parte de un artículo titulado: "10 diferencias de la cultura laboral entre Colombia y Silicon Valley", donde aclaramos en detalle el contexto y motivación detrás de esta serie.  A continuación presentamos una lista de síntomas que pueden ayudar a detectar que algo anda mal con el tema desarrollado en esta sección y las principales acciones correctivas a considerar para remediarlo.

 

Referencias

[1] REWORK - Jason Fried, David Heinemeier Hansson

 

< Ir al punto anterior    |    Ir al artículo principal >  |  Ir al punto siguiente >

Please reload

 

Del Valle al Silicio

Lista de correo

© 2016 - 2020  |   Del Valle al Silicio   |   info@delvallealsilicio.com